jueves, 7 de mayo de 2009

Un descolorido temblor en la deriva de los días

Estoy atravesando seguramente la época más tonta de mi vida. Ni mala, ni depresiva (aunque por ahí haya gente que me vea así...), ni rara ni nada de eso. Tonta. Y hoy viví una consecuencia clara. Tenía un texto que llevaba días preparando con toda la ilusión y hoy, al leerlo por última vez para publicarlo, me ha parecido que era la mayor chorrada del mundo. Eliminar, papelera de reciclaje, aceptar.

Llevo un tiempo con esta canción en la cabeza. No sabía que estos dos maestros habían llegado a cantar juntos. La letra de Diego Vasallo es simplemente la mejor que he escuchado en mucho tiempo, merece ser leída sin la música de fondo, en voz baja. En cuanto a la intervención de Quique, allá por el segundo 58... no tengo nada que decir... sólo que hay días que sin su voz me moriría.





De amor,
de terciopelo y espinas
de cactus en flor,
de olvidos por las esquinas
al deshojar
los juegos de amor,
vuelve a vibrar
un descolorido temblor
en la deriva de los días.

Y ahora vivo aquí,
donde cruza la frontera
entre la razón
y una inútil ilusión
traicionera.

Mi cruz,
mi muestrario de heridas,
nuestros días de luz
y nuestras estrellas caídas
de este espejo
que no escupe nada,
tan sólo el débil reflejo
de esta escueta balada
con la luna a cuestas y el agua al cuello.

Fue clemente el juez,
sólo el tiempo es mi condena.
Y ahora vagaré
de la mano de cualquier
alma en pena.

De esta vida,
de este manual compartido,
de las despedidas,
de todo este amor esparcido,
de las penas
y de las alegrías,
de este calor en las venas
cuando con tus manos frías
recompones mi vida entera.

Y ahora vivo aquí,
donde cruza la frontera,
entre la razón
y una inútil ilusión
traicionera.



3 comentarios:

ETDN dijo...

Curiosa coincidencia... esta canción la subó yo hace tiempo a mi blog, atravesando un periodo parecido al que describes.

La canción es brutal. Poesía en vena. Y esas voces...

¿Conoces a Nacho Vegas? Creo que te gustaría...

bss

Lau! dijo...

Buff! Detesto las épocas tontas... Son casi peores que las depresiones (al menos para mí), porque bueno, al menos sabes porque estás mal y puedes buscar soluciones o no intentar pensar demasiado en el "problema" porque es algo concreto... Pero cuando no sabes por qué estas así, pero el hecho es que lo estas y no hay manera de solucionarlo bufff! Es un horror..

Esperemos que lo pases pronto o al menos que encuentres el motivo, que no están los tiempos como para estar "mal", como dice la canción: TRES DE AZÚCAR EN EL CAFÉ, LA VIDA YA ES BASTANTE AMARGA...

Pues eso, ya sabes donde estoy..
Un besazo!

Bluess Swing dijo...

¿Quién no lo ha hecho alguna vez?, Eliminar...Delete....