sábado, 9 de mayo de 2009

Como un cuadro

Esta canción se la dedico a todas las personas que la entendemos perfectamente.

PD: Qué pronto te fuiste, Enrique.



Tan libre, tan aislado,
buscando nada en ningún lado.
Alguien tendió una mano
y yo me encadené a esos brazos.

Colgado a sus caderas,
me fui olvidando de quién era,
me fui quedando a un lado,
vencido por mi propia guerra.

Me quedé como un cuadro
a su pared pegado,
que nada tiene que hacer,
salvo seguir colgado.

Colgado a sus peleas,
dando la cara ante cualquiera,
dejando mis ideas
perdidas tras sus escaleras.

Me quedé como un cuadro
a su pared pegado,
que nada tiene que hacer,
salvo seguir colgado.

Quise bajar del marco,
buscar mi sitio en otro barco,
pero estaba atrapado,
como sobre su piel tatuado.

Me quedé como un cuadro
a su pared pegado,
que nada tiene que hacer,
salvo seguir colgado.

(Letra: Enrique Urquijo)

2 comentarios:

eva dijo...

Es difícil escapar de algo o alguien cuando no lo puedes hacer porque el grado de "adicción" que tienes es súmamente alto.
Un beso.

Bluess Swing dijo...

Hay personas que causan adicción. No lo puedes evitar, pero cuando en esa adicción te va la salud...es hora de dejarlo, siempre que te quieras lo suficiente, claro.