martes, 7 de abril de 2009

Y dicen que siempre tuve algo especial...


Salgo cuando no tengo ganas,
así vuelvo pronto y no me tomo de nada.
Sabes cuánto me costó perder mi banda
y empezar a ser de los que siempre inventan un final.
[...]
Veo más que nunca la tele
y lloro en los concursos donde regalan fama.
Dime, ¿cuánto puedes amar
a alguien que no vuelve a casa con dinero
ni la prensa le aclama?

2 comentarios:

Bluess Swing dijo...

Amar sin nada a cambio, amar por uno mismo, AMAR .

Infinitos Polos dijo...

¿Sabes? El paraíso está ahí para ti.
En algún lugar; lejos, cerca o en lo más profundo de la Vía Láctea. Pero está.
Tienes todo lo necesario para poder conseguirlo: cabeza, corazón y cuerpo.
Ve a por ello.