domingo, 14 de junio de 2009

Mi remolino de estrellas


Muy dentro del bosque, sobre un manto de humedad…
sentados muy juntos, te contemplo, te oigo hablar.

Mientras me has pintado la noche de carmín
me señalas el cielo, que se abre para ti.

De repente miro y tiemblo porque ya no estás,
entre nubarrones el viento te llevará.

Por el cielo cruzan brujas del alba,
me siento estremecer, tu mirada es azabache.

Escapaste entre alientos de fuelle y hoguera.
Ululante te vas, ¿qué será de mí?

Sopor, duermevela, incertidumbre… ¿Dónde estás?
Espero señales, saber que regresarás.

Con las puntas de tus dedos rózame.
Noto tu presencia... Dios del cielo, ahí estás.

Tendido en el suelo, me miro en tus ojos,
bruja volandera de entrevientos y cerrojos.

De tormenta y viento, tú me sobrevuelas,
y por un instante tu mirada es negra.

Albas de zozobra y desapego terrenal.
Encuentros de cielo que me aturden, déjame escapar.

Entrelazamientos de acoso a mi debilidad,
mi remolino de estrellas quiere estar donde tú estés.

Noto que se abate ese espíritu que fui…
(Letra: Manolo García)


1 comentario:

Bluess Swing dijo...

Qué bonito texto...me encanta eso de "duermevela", me recuerda las siestas de verano, que duermes y no duermes, pero sencillamente estás en PAZ. Beso.