sábado, 21 de marzo de 2009

Detesto ser el que va detrás y te levanta

Esta noche dejo aquí una de mis favoritas, de un grupo que tiene muchísimo que ver conmigo. Una de las cinco canciones que me llevaría a una isla desierta. Os sorprendería saber la cantidad de veces que esos primeros 10 segundos dan vueltas por mi cabeza...

Y se la dedico a aquellos días tan raros del final del aquel verano tan bonito, al barrio de Malasaña por ser la leche, a la calle Fuencarral por ser la mejor del mundo, a mi eterna relación de amor-odio con Madrid, a mis inmortales dudas sobre todo lo que se mueve, a todo lo que me corre por la tripa, a mi insensata lucha diaria por buscar motivaciones...

Pero sobre todo se la dedico a la gente que, como yo, conoce miles de formas de engancharse a cualquier cosa que tenga una mínima capacidad de enganchar.



5 comentarios:

Lau! dijo...

Me encanta la canción, al igual que lo que has escrito (como todo lo que escribes)... Nunca había pensado eso de llevarte canciones a una isla desierta (me pondré a ello)
Oh vaya! Este es mi primer comentario aqui y debería ser mejor, pero me conoces, no salen grandes cosas...
Sólo quiero darte las GRACIAS, no tiene nada que ver con lo que has escrito, pero quería hacerlo, una vez más y por un sitio por el que nunca lo había hecho!
Deberían fabricarte en serie, aunque por otro lado, es bonito saber que sólo hay uno como tú (tu mismo) y tengo la suerte de poder contar contigo!
Un besazo!
y aunque sea un topicazo (los odio): Sigue siempre así

eva dijo...

Uffff, me encaaaanta Pereza.
El último concierto de ellos al que pude ir fue en Septiembre 2006 para la fiestas de la Mercè en Barcelona. Al mes siguiente me enteré de que estaba embarazada y durante toda la gestación me dió por no parar de escucharles.
Así ha salido mi chiquitina,...xDDD
Yo creo que aún debe de reconocer el sonido porque le pongo el CD de Animales de ellos y se queda toda atenta escuchando. ¿Será 100% cierto eso de que escuchan en el vientre y se familiarizan con voces y sonidos?^^
Oye, ¿te estoy rallando verdad? xDDD Vaaaale ya corto, va.
Resumen: Que me encantan y tengo mono de ir a su próximo concierto que hagan por aquí.
Un beso ^^!!!!

Infinitos Polos dijo...

A mí la verdad es que me gustaban mucho hasta que los 40 y Cadena 100 empezaron a usar su música masivamente para entretener a los oyentes. La verdad es que provoca en mí un cierto rechazo (quizá irracional) el hecho de que los grupos que me gusten caigan en el ámbito de lo comercial y mundialmente conocido. Es cierto que hay cosas buenas y comerciales circulando, pero son las menos.
Si me tengo que quedar con una canción de Aproximaciones, sin duda me quedo con Dos Gotas.
Un beso fuerte, Diego

D13GO dijo...

Bueno, la verdad que tenía dudas al publicar esta canción. Poner una de Pereza una semana después de decir que odio las canciones que ponen mil veces en la radio, tiene su puntito de incoherencia jeje.
Lo de Pereza traspasa todo eso. Soy el primero que odia lo comercial y que se hartó de escuchar "Princesas", "Todo" o "Estrella Polar" en la radio. Pero a estos dos chicos los siento tan cercanos, tanto geográficamente (nacieron y viven en el barrio de al lado del mío) como en todo lo demás, que para mí son algo diferente. Quizá también tenga algo que ver la forma tan personal en la que entraron en mi vida, o el hecho de que tengan mucho que ver con Xoel López, Iván Ferreiro o Quique González. No lo sé, pero el caso es que para mí son otra cosa. Este grupo me parece el más auténtico, el más "de verdad", y el más "ellos mismos" de todos los que ocupan las listas de Los 40.
Y dicho esto, también quiero decir que difícilmente iré alguna vez a un concierto de Pereza. No podría aguantar a las 10 filas de quinceañeras que se acumulan junto al escenario.

Sandra, ese rechazo irracional que escribes lo comprendo perfectamente. Me puse enfermo cuando empezó a salir en la tele y en las radios la versión de QG con Iván Ferreiro de "Vidas cruzadas". Rezaba para que no lo escuchara mucha gente. Yo era de los que adoraban a Amaral antes de que quemaran en las radios el disco entero de "Estrella polar", y de los que confiaban en Coti cuando sacó su maravilloso primer disco y nadie le conocía. Y creo que Quique se está equivocando con las colaboraciones, o con haber fichado por una multinacional. Algo está haciendo mal, pero por lo que tengo entendido sus conciertos se empiezan a llenar de niñatas que le han escuchado en discos de otra gente. Y eso es malo. Muy malo.

Infinitos Polos dijo...

Estoy de acuerdo contigo.
He de admitir que, en ocasiones, me siento un poco novecentista; "a la minoría siempre", como bien dijo Juan Ramón Jiménez.
Para mi gusto, es la única manera de que las cosas se aprecien por lo que son, y no por la proyección que se las da.
El hecho de que Quique empiece a corretear por el mundo comercial, y que sus conciertos comiencen a llenarse de quinceañeras (y éso que sólo soy tres años mayor), me taladra.
Sus canciones son buenas por definición, empezando por la letra y acabando por la música, pero no es raro ver cómo con excesos de publi y tal, se empiezan a desviar de la línea de la que partieron para acabar siendo del rollo de lo que más vende. Y son ejemplos óptimos Amaral o Coti.
Lo cierto es que me siento muy cerrada, a veces, y bastante poco tolerante en cuanto a la música de hoy en día, pero como buena rara, abogo por que la música que identifique mis rarezas no sea el perejil de las salsas de todos. Esto no implica ningún egoísmo, aunque lo parezca, simplemente me refiero a la diferencia en cuanto al modo en el que se aprecian las canciones.
(Soy una pesadilla con los comentarios, ¡lo siento!)