lunes, 18 de agosto de 2008

Tic... tac...

“Sólo existen dos maneras de volver donde ya se estuvo:
una es darse la vuelta; la otra, darle la vuelta al mundo”


Lo reconozco: quizá le tenga algo de miedo al tiempo.

Miedo al pasado, a sentir que está ahí y siempre lo estará. Pase lo que pase. Para recordarme que casi siempre los días felices vinieron justo antes de los más tristes. Para hacer que me pregunte el porqué de tantos desengaños, de tantas puñaladas... y a no encontrar respuesta jamás, ni encontrar tampoco nadie a quien preguntarle. Para hacer que sea tan difícil encontrar en mi ayer a alguien que realmente se portara bien. Para sentirme estúpido recordando cuentos de princesas en los que creía ciegamente, a pesar de todo. Para recordarme mis muchísimos errores y para relativizar mis pocos aciertos. Soy así, no suelo mirar atrás con una sonrisa, simplemente porque todo lo bueno se acaba y lo malo se queda en mi memoria. Ojalá mi cabeza funcionara de otra manera. Dicen que de lo malo siempre se aprende, pero no me gusta lo que se aprende de lo malo.

Miedo al presente, a no saber quién soy, a pararme un día a pensar en mi camino y darme cuenta de que no es el que realmente quiero recorrer. A mirar algún día mi vida y que no me guste. A ver que nada ha merecido la pena. A no poder cambiar porque sea demasiado tarde.

Miedo al futuro, a despertarme un día y que la vida no me enseñe nada mejor. Que un día me haga darme cuenta de que lo bueno ya ha pasado, que los años avanzan pero que las cosas importantes no cambian, que las heridas no se borran y que las manchas no se van ni con agua caliente. Que me haga mirar hacia delante y ver que una casa se construye desde abajo, con paciencia y limpiando bien el terreno para que la construcción sea más fuerte y no se la lleve el viento por mucho que sople.

Creo que las cosas buenas, las mejores, sólo pasan una vez en la vida. Nadie puede pensar en volver a vivir algo maravilloso porque la segunda vez ya no será tan maravilloso como la primera. Sólo diferente. Ahí está la felicidad, en encontrar muchas cosas diferentes que conviertan un día normal en algo inolvidable. Así uno detrás de otro, cada día con algo distinto, por pequeño que sea. No en vivir mil veces lo mismo. Creo que la vida está hecha de pequeñas ilusiones que tienen que ser renovadas cada poco tiempo. Y, por supuesto, creo que nunca debes intentar volver al lugar donde un día fuiste feliz.

9 comentarios:

eva dijo...

Pienso que que cada momento feliz es único e irrepetible. Me ha encantado tu post y con tu permiso leeré todo lo de antes. Si no te importa la frase de tu perfil me ha inspirado y voy a hacer algún comentario sobre ella en mi Blog. Un beso y gracias por la inspiración.

..NaNy.. dijo...

Hola es verdad que la frase de tu perfil inspira y hace reflesionar y es verdad cada cual tiene que ser propio con defectos y cualidades. saludos

lapijaalternativa dijo...

Hola Diego!

Gracias por valorar mis palabras.Me siento alagada y eso me encanta.
Es cierto que hoy día no abunda la sinceridad."son tiempos aciagos para las personas de orden".
Me siento como tú Diego: engañada, no solo por los xicos que han pasado por mi cama, sino por esta mierda se sociedad, aunque no quiero entrar en una conversación emo.No.La vida es una mierda, pero hay que aceptarla tal y como es, porque si no, estás jodido, muy jodido.
Un gran poeta dijo una vez (Sabina) "En Comala comprendí, que al lugar, donde has sido feliz, no debieras tratar de volver"¡Cuánta razón en tan pocas palabras!Verdad?
Y por ahí he leido que no sabes "adonde irán los sueños".Yo te digo tal como lo siento Dieguito o tal como me gustría que fuera.Me gusta creer que alguien por ahí los coge al vuelo cuando tú sueltas tus deseos y que los guarda en un gran cofre.Lo que pasa que como ese alguien guarda los de todos en el mismo baúl, se equivoca, y a mi me da los tuyos y a fulanito los míos.Pero algún día, recibirás los tuyos...algún día...

Besos!

ladeoriente dijo...

Las heridas aunque cierren siempre dejan cicatrices...Quizá sea bueno olvidar el dolor y ver de vez en cuando la señal de que sufrimos,para aprender solamnte a no volver a tropezar (aunque todo sea en vano...).Creo que con los años hay que sumar un grado más de inconsciencia a la vida, para que pese menos el pasado(que cada vez es mas), para que el futuro sea algo más alentador, cercano y siempre,siempre mejor.Contradecir a la consciencia que nos viene impuesta con un poquito de ceguera.Ilusionarse con cosas pequeñas,buscar la felicidad en ellas,pues no es más que un cumulo de momentos y situaciones especiales.Hoy el olor del café junto a unas manos amantes, mañana ver amanecer desde el meridiano opuesto...Yo tampoco creo que todo tiempo pasado fue mejor...siempre encontramos puñales por el camino.
Ver que la vida es una y que siempre hay tiempo para cambiar,que el tiempo no lo malgastamos, fue el necesario para darnos cuenta que ese no era nuestro camino y tachar opciones de una lista infinita.
Buena suerte :)
y gracias por tu bienvenida.

accolade dijo...

tampoco me gusta lo que se aprende de la experiencia ^^

ojalá pudiera levantarme un día para no recordar ni torturarme con lo malo, a a pesar de lo que pueda haber aprendido, sólo para descubrir las cosas día a día con la ilusión con que lo hacía al principio ...

pero también creo que cada momento y cada persona aún tiene muchísimo que ofrecer. quizá sea una ilusa, pero de la misma manera que me gustaría poder resarcir todos los errores que he podido cometer contra alguien, creo que aún hay gente como tú dispuesta a ofrecer mucho ^^

quizá la felicidad sea encontrar a alguien con tantas heridas y tropezones como tú y como cualquiera y poder redescubrir lo que un día sentiste, sólo de manera diferente ^^

aún te queda tanto por ofrecer.....y a cada uno de nosotros.....

me encanta tu blog, si a tí te hace felíz nunca dejes de escribirlo

besotesss ^^ ;P

lapijaalternativa dijo...

pero tu no tenías otra entrada por aki?besitos!

accolade dijo...

tengo otra entrada en el post anterior XDD puedo, no? XDD ;P

lapijaalternativa dijo...

Hola Diego!

He estado curioseando un poco las cosas que has escrito.Me ha encantado tu forma de describirte.Me he sentido en algunos momentos identificada con las cosas que no te gustan ( no digas que odias.Odiar es muy feo.;)
Yo tb odio OT y programas que no alcanzan ni el mínimo de intwligencia, aunque mi profesora de Audiovisual se empeñe en que han revolucionado la Tv de ahora.Odio las discotecas tb, me va muxo más el rollo de tranquis.(p.ej. una de Huertas, Malasaña...)Odio el bakalao y a los morenitos, morenitas pokeritos, pokeritas y demás gente nula.Y que decir del fascismo...sin comentarios.Ah!y tb suelo dar una imagen de borde y prepotente, peor como digo en mi perfil, es pura faxada...
Un besote y un placer

Carmen González - Llanos dijo...

me ha encantado esta entrada

...y qué temazo para terminar, ¿eh?