sábado, 19 de marzo de 2011

Si ya nunca vuelvo, mi amor...

Desde este pequeño rincón, me acuerdo de Japón y de las miles de historias de amor que se han acabado de repente estos días, quizá en su mejor momento, quizá con muchas cosas por decir…



Dicen que ha estallado el reactor,
el número 4 ha volado
y ahora es otro sol.

No hay medidas de seguridad,
me pesa la lengua y tú…
no sé dónde estás.

Doy tanto miedo porque emito radioactividad,
es invisible como el aire pero duele más.

Y no puedo salir de la central.
Hay mucho trabajo, mi amor,
hoy no iré a cenar.

Y puede que mañana no esté aquí.
Si ya nunca vuelvo, mi amor,
eso no es por ti.

Y vuelve con tu madre,
sal los jueves y baila con los chicos…
y nunca pienses en mí.

[Reactor nº4, Ricardo Vicente]

- - - - -

2 comentarios:

Kristel dijo...

a veces sólo queda la música para expresar ciertas cosas... mientras sólo eres capaz de pensar 'qué triste'

Bluess Swing dijo...

Suerte que el amor nunca muera, sólo son nuestros cuerpos los que se van...un beso.