domingo, 4 de abril de 2010

Just like any other day


Querido diario:

Parece mentira, pero ya es un cuarto de siglo. Ya sé que a ti te parece menos, porque no tienes ni dos añitos, pero sí. A veces echo la vista atrás, y sería incapaz de decir algo concreto que hice con 8 años, o con 13… Pero sí puedo contarte algo de lo que ha pasado en el último año, el de mis 24.

La verdad que los empecé de forma extraña, por esa idea tan recurrente de tener la sensación de que cada cosa importante que intento me sale mal, ya sabes. Y no es que haya desaparecido completamente, pero sí que en los últimos meses he empezado a sentir que estoy acertando en algunas decisiones importantes.

Conocí a personas que al final no resultaron ser lo que parecían, incluso alguna de ellas se atrevió a hablar de personas mejores y peores. Yo creo que hace falta conocer demasiado bien a alguien como para llegar a esos calificativos, y no creo que haya mucha gente que haya llegado a eso en mi caso, pero tampoco le doy mucha importancia. Sé que hay gente que te lee desde el desprecio y las ganas de encontrar desencuentros en lo que publico, pero para ellos también escribo en tus páginas, por muy raro que les suene. Hace tiempo pinté tus paredes de azul, y es así como se lo va a encontrar siempre cualquiera que entre. Ya lo sabes, al final, esta vida va de ser feliz. Todo lo que se aleje de ese objetivo es perder el tiempo, y tenemos muy poco de eso y sí mucho que expresar. Y ya está.

También han aparecido personas increíbles por el camino. A nuestra comentadora oficial ya la conoces, pero tengo que decir que para mí significó mucho que se preocupara tanto en ese momento tan malo con aquel susto de Septiembre, fue tan inesperado como agradable recibir aquellos mensajes de apoyo desde Barcelona, eso son cosas que no se olvidan. También encontré a Kris, una persona increíble a quien llegué a decir (y sigo pensándolo) que si yo tuviese algún/a mejor amigo/a, se parecería mucho a ella. Me ha alegrado también mantener algunas antiguas amistades, aunque también lamento haberme ido alejando de otras que para mí eran importantes.

Y por supuesto tengo que hablar de ella. No sé qué es lo que tiene que tener alguien para que desde hace 7 meses necesite saber al menos un poquito de su vida cada día, pero está claro que ella lo tiene. Espero que sienta que lo que escribo en tus páginas también tiene parte de todo lo que su presencia en el mundo significa para mí. Me costaría llegar a tener con ella tantos gestos y palabras de gratitud como merece, tanto por ser como por estar.

En este último año he conocido muchos blogs nuevos. De ellos he aprendido muchísimas cosas, y espero que se noten en el futuro, porque con toda sinceridad te digo que aún puedo hacerte mucho más bonito. La verdad es que sólo tú sabes la cantidad de veces que he pensado en dejarte aparcado por un tiempo, quizá para recoger nuevas ideas o quizá para recuperar la inspiración perdida hace ya tiempo, pero siempre ha habido algo que me ha hecho seguir llenándote de trocitos de mí.

He escuchado nuevas músicas y he ido a nuevos conciertos. He empezado a disfrutar de verdad la lectura gracias al enorme descubrimiento que para mí ha significado Haruki Murakami, y la verdad es que “Tokio blues” me cambió la vida. He conocido nuevos lugares para mi colección de recuerdos imborrables. He visto miles de películas nuevas, y sé que alguna de ellas no volveré a verla ya porque jamás será tan especial como la primera vez (palomitas, chimenea, ella…). He visto casas construidas sobre el agua. He pasado en el teatro una noche inolvidable de risas con mi hermano. He caminado por la playa de noche. La verdad que no me puedo quejar.

Para este año, espero poder hablarte de otras muchas nuevas sensaciones y de experiencias, como ese viaje a Roma que cada vez está más cerca o todas esas cosas pequeñas que espero que vayan poco a poco llenando mis días.

Pues eso. Que esta vida va de ser feliz. Ya lo sabes…


- - - - -

4 comentarios:

accolade dijo...

Con poco q añadir, sigue disfrutando la vida día a día q es lo q merece la pena...y espero q dentro de un año estemos aquí los dos, tú para escribir tus sensaciones del 2010 y yo para leerlas ;)

Muchisimas felicidades de verdad, por si no lo sabes ya, desde todo mi cariño ;) sigue siendo como eres...

Justa Osadía dijo...

Hola,

¿Que si la vida va de ser feliz? Pues sí. Porque por muchos golpes que recibamos siempre nos queremos levantar para seguir buscando ese final feliz que todos deseamos. Que a veces, se tiraría todo por la borda, pero que si nos paramos a pensar y respiramos con calma, no hay nada mejor como retomar las cosas y pensar:
- Conmigo no van a poder.
Sabes muy bien que este año pasado ha sido duro. Que este año (lo que llevo de él) en muchos aspectos no ha sido lo mejor de mi vida. Pero intento recomponerme disfrutando de pequeños momentos, detalles, ... que me hagan más feliz el día a día.
Me alegro de que nunca hayas dejado de escribir en este maravilloso blog, que me conquistó por la frase de Bill Cosby que aún tienes. Esa frase me incitó a leerte y me alegro mucho porque cada vez que entro, aunque a veces no comente, disfruto mucho.
Tu blog para mi es un rinconcito especial, donde detrás de esta pantalla me siento, lo leo y disfruto. Me gusta saborear pinceladas de como ha ido cambiando tu vida y como ha cambiado un poco del gris a ver otros colores. Eso se nota en el cambio de tu corazón y en que hay alguien que le da vida.
Gracias por formar parte de esas personas que me alegran un poco el día.
B-sos!!

Bluess Swing dijo...

Felicidades, es curioso, recuerdo el cuarto de siglo de mi marido, pero no recuerdo el mío. Organicé una pequeña fiesta en una conocida cava de Jazz y tuve que convencer a los músicos y "pagar una pasta" para que en medio del concierto sonase el "Happy Birthday" , a veces a las personas que tienes a tu lado las quieres más que a ti mismo, pero tampoco es cuestión de olvidarse de uno mismo, y esa es una de las razones por las que decidí iniciar esta aventura bloggera. Tu espacio me gusta porque es tuyo y libre, agridulce y sensible y aunque no comente, siempre es un pequeño refugio . FELICIDADES por todo y porque de lo que se trata es de ser feliz.

Lau! dijo...

A mi me encanta echar la vista un año atrás y ver que, aunque en principio no lo parezca, han pasado tantas cosas... Que han cambiado muchas, otras que terminan y otras que empiezan.
Espero que este año sigas compartiendo con nosotros tantas cosas y que sigas llenando tu blog de experiencias y de vivencias que te ayuden a seguir adelante, y por supuesto, a ser feliz día a día.
Un besazo!!!
Y Que sean muchos más!